Mie. Oct 17th, 2018

Razones por las cuales no necesitas un sitio web en el 2018

Soy diseñador web desde hace 15 años y ahora mis nuevos clientes se asombran cuando les digo “no necesitas un sitio web”.

En realidad no estoy generalizando, las situaciones son diferentes y depende de cada caso. Pero primero te voy a explicar porqué hago tal afirmación.

Hoy en día existen cientos de opciones para sustituir el trabajo de un sitio web. ¿Y cuál es el trabajo de un sitio web? Veamos:

  • Posicionar o fortalecer tu marca
  • Capturar datos de clientes potenciales
  • Vender en línea
  • Otras funciones específicas de tu empresa

Posicionar o fortalecer tu marca

Para posicionar o fortalecer tu marca, debes crear una estrategia en la cual haya un impacto emocional (de preferencia positivo) en la mente de tus clientes. Un sitio web puede ayudar con esto si por ejemplo, creas una aplicación o juego que cree este impacto. No hay otra plataforma donde tengas esa flexibilidad.

Otra forma de fortalecer tu marca es dando buena atención a clientes, pero para esto, puedes hacerlo en redes sociales, como en Facebook o Twitter. Si estás activo en estas plataformas y tus clientes se comunican contigo, y les respondes en tiempo y forma, creará buena impresión de tu marca.

Capturar datos de clientes

Si tienes un sitio web con tráfico y colocas un formulario de captura de datos donde tus clientes pueden enviarte sus datos, es la mejor opción para hacer una base de datos, o una lista de clientes potenciales. En este punto tienes la opción de crear una página de captura en servicios como Instapage o Mailchimp, los cuales son servicios que te permiten precisamente crear listas de personas para poder enviarles información o darles seguimiento de manera uniforme.

Vender en línea

Si vendes productos tangibles o digitales, existen alternativas a un sitio web. Ya conocerás el famoso ebay.com, pero existen cientos de plataformas dependiendo de la industria a la que pertenezcas, ya sea para autos, artículos coleccionables, de cocina, manualidades y muchos más. Claro está, estos sitios te cobrarán una comisión por cada venta que hagas, pero la ventaja es que ya tienen incorporado todo lo necesario, como los sistemas para aceptar tarjetas de crédito y los candados de seguridad,  para que tu solamente cargues tus productos y empieces a vender. Es cuestión que analices si te conviene.

Otras funciones específicas de tu empresa

Digamos que te dedicas a organizar la contabilidad de tus clientes, o que eres un(a) abogad@. En estas dos industrias existen tareas o procesos que se deben seguir para poder dar el servicio, por ejemplo, recopilar información de los clientes, o su documentación, o que llenen un cuestionario.

Estos procesos propios de cada empresa, se pueden digitalizar. Por ejemplo, se puede crear un cuestionario electrónico donde los clientes carguen su información. En este caso, puedes hacerlo en un sitio web o buscar un servicio externo que provea el servicio. Si tu creas tu propio sistema, podrás hacerlo personalizado 100% de acuerdo a tus necesidades.

Cualquier proceso que sea parte de tu funcionamiento como empresa, lo puedes replicar de manera digital, en un sitio web.

Conclusión

Si quieres autonomía 100% y que tu información sea independiente y que solo tu tengas acceso, te conviene tener tu propio sitio web.

Lo que recomiendo a mis clientes nuevos es hacer un análisis de sus necesidades, ver si las alternativas son suficientes para sus requerimientos, y entonces tomar la decisión.

Si tienes el presupuesto para invertir y deseas autonomía, tener tu propio sitio web es la mejor opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías

¿Necesitas un sitio web?